¿Cómo saber si un palet es seguro para reutilizarlo?

Si está buscando una solución de embalaje fiable, duradera y rentable para el envío de sus mercancías, los palés son definitivamente dignos de consideración para el trabajo que quiere realizar. De hecho, los palés son excelentes para transportar herramientas, equipos y maquinaria en una gran variedad de industrias.

Sin embargo, muchos clientes pueden preguntarse si los palés son seguros para su reutilización en proyectos alternativos. Después de todo, «reducir, reutilizar, reciclar» es un mantra importante para vivir en esta época. Además, también garantiza que podamos obtener el máximo valor posible de los materiales preexistentes. 

¿Qué hace que un palet sea seguro de usar?

En primer lugar, es importante tener en cuenta que no todos los palets son adecuados para proyectos de reutilización. Por lo tanto, el primer paso es entender qué hace que un palet sea seguro para su reutilización, y qué señales hay que tener en cuenta para saber que un palet no es tan seguro para su reutilización. A continuación, hemos repasado algunos consejos que le ayudarán a diferenciar los buenos palets de los que no lo son, para utilizarlos en su próximo proyecto.

Limpios

Los palés más idóneos para su proyecto de reutilización deben estar libres de manchas y marcas. Tenga en cuenta que los palets son utilizados por una variedad de industrias diferentes con el fin de transportar una serie de mercancías. Por ello, pueden ser propensos a derrames de productos químicos u otros materiales peligrosos; algunos incluso pueden estar contaminados con bacterias. Por esta razón, también es una buena idea saber qué han transportado sus palés antes de proceder a utilizarlos en su proyecto de reutilización.

Buen estado

Los palés también deben estar en buen estado; es decir, tener un mínimo de grietas, astillas y otros daños como consecuencia de que los clavos y las sujeciones se hayan soltado. Los palés dañados pueden ser peligrosos de manipular, especialmente si no se utilizan guantes. Además, pueden ser poco fiables en cuanto a su resistencia.

Tratados

Te recomendamos que utilices palés con sellos, por ejemplo, los que han sido tratados según la normativa NIMF-15. Los palés que cumplen estas normas han sido tratados con fumigación y tratamiento térmico, para evitar el riesgo de que una plaga dañe el embalaje o la mercancía almacenada en su interior. Por supuesto, también puede encontrar palés sin sellos, que pueden haber sido utilizados para viajes domésticos. Aunque lo más probable es que este tipo de palés sea seguro, nosotros diríamos que es mejor prevenir que curar y utilizar palés sellados en su lugar, sobre todo si no se conoce el origen de los palés sin sellar.

Ahora ya sabes qué aspectos tener en cuenta para reutilizar los palés de forma segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba