¿Qué es la paletización y para qué sirve?

En los almacenes, el palet se ha convertido en un elemento indispensable para el almacenamiento y el movimiento de una gran variedad de mercancías.

Estas construcciones de madera, tanto si se trata de pequeñas unidades de embalaje apilables como de grandes mercancías, son especialmente resistentes, pero pueden ser levantadas de forma uniforme por una carretilla elevadora o una transpaleta.

Al mover un palet, es importante seguir las técnicas de paletización y despaletización.

Si distribuyes la mercancía de forma desigual o no la aseguras lo suficiente, existe el riesgo de que se produzcan accidentes de trabajo, algunos de ellos peligrosos, y sobre todo de que se produzcan daños durante el transporte.

¿Qué es la paletización?

En el ámbito de la logística, el término paletización abarca todos los procesos en los que las mercancías se cargan en palés para su transporte o almacenamiento.

El objetivo es agrupar las materias primas o los productos en unidades de embalaje lo más uniformes posible, de modo que incluso grandes cantidades puedan ser transportadas eficazmente por transpaletas y carretillas elevadoras.

Las mercancías paletizadas forman una unidad estable para aprovechar eficazmente el espacio de almacenamiento disponible. De esta forma, están mucho mejor protegidos contra las influencias externas y los daños del transporte que si se transportan a granel.

Tipos y tamaños de palets adecuados para paletización

Las paletas de transporte están disponibles en diferentes tamaños y materiales.

Las más comunes son las europalets de madera, cuyas dimensiones se definen en la norma europea 13698 de la siguiente manera: 

  • Tamaño estándar (también llamado tamaño europeo): 1200 mm x 800 mm
  • Tamaño medio europeo: 800 mm x 600 mm
  • Tamaño del cuarto europeo: 600 mm x 400 mm.

Otra medida que se utiliza con frecuencia es la llamada medida industrial, que tiene 1.200 mm de largo y 1.000 mm de ancho y se utiliza para mercancías más grandes.

Las dimensiones europeas se tienen en cuenta a la hora de diseñar los medios de transporte, los sistemas de almacenamiento y las estanterías para palés.

Su éxito es tal que estos tipos de palets se fabrican en plástico o a partir de materiales reciclados. También están disponibles otros modelos metálicos o paletas especiales según las normas europeas. Esto no sólo te permitirá optimizar el espacio de su almacén, sino facilitar también el establecimiento de una logística conjunta con tus proveedores y clientes.

Además del palet europeo, existen otros tipos de palés.

Es importante que su tamaño se adapte al proceso logístico de tu empresa y al tipo de mercancías que transporta.

Por ejemplo, en algunos sectores, las estrictas normas de higiene exigen el uso de materiales asépticos.

Los accesorios para palets adecuados pueden ayudarte a paletizar con seguridad una serie de mercancías de diferentes tamaños, pesos y formas.

La técnica de paletización adecuada

A la hora de paletizar, hay dos cosas importantes: la distribución y la sujeción de la mercancía.

La carga no debe deslizarse ni comprimirse.

Además de elegir el palet adecuado, es especialmente importante cargar la mercancía de forma uniforme y respetar la capacidad de carga del palé. Procede de la siguiente manera:

Distribuye la carga uniformemente en el palet: Coloca los artículos en su embalaje o en contenedores apilables sobre el palet. Para que la mercancía llene el palet de forma óptima, lo mejor es utilizar cajas de cartón y cajones que se ajusten a las dimensiones europeas. Esto evitará que parte de la carga sobresalga o deje espacios vacíos. A veces no se puede evitar del todo.

En este caso, asegúrate de que la carga esté centrada en el palet; si es necesario, también puedes crear espacios específicos. Si las cargas sobresalen, comprueba que el transporte sigue estando permitido y que su sistema de almacenamiento es adecuado para ello.

Asegúrate de que el centro de gravedad de la mercancía está distribuido uniformemente y nunca lo desplace hacia arriba o hacia un lado.

Especialmente durante el transporte, ya sea con un sistema de transporte, una transpaleta o una carretilla elevadora, la seguridad de todos los empleados está en peligro si la carga no está distribuida uniformemente y si el centro de gravedad está demasiado adelantado.

Por eso es importante entender el cálculo de la capacidad de carga de una carretilla elevadora.

Para apilar las cajas con la mayor seguridad posible, puede utilizar diferentes técnicas de palatización:

  • Apilar cajas en columnas: se colocan las cajas una al lado de la otra, capa por capa, siguiendo el mismo patrón.
  • Apilamiento por secuenciación: se asemeja a la construcción de un muro de ladrillos, con una primera capa homogénea y una segunda capa colocada de forma escalonada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba