Ventajas del uso del palet en el transporte de mercancías

Las ventajas de los palets en el transporte cuando se necesita enviar grandes cantidades de mercancías son muy numerosas. En este artículo, desde Alfasa enumeramos varios beneficios que reflejan la rapidez y la facilidad que conlleva el envío de productos en grandes cantidades utilizando palets.

1- Facilidad de transporte

El uso de palets facilita mucho la carga y descarga de las mercancías. A pesar de que a veces las cargas transportadas son muy pesadas, los palets se pueden mover fácilmente con una carretilla elevadora, una traspaleta u otro tipo de dispositivo diseñado para desplazarlos de un lado a otro.

Como los palés no requieren manipulación manual para moverlos, pueden subirse y bajarse de los vehículos con mucha más eficacia. Asimismo, el transporte de la carga paletizada en los almacenes es también mucho más rápido.

2- Ayudan a organizar los almacenes, los vehículos de reparto y los remolques

Los palets son excelentes para mantener la organización en un almacén, así como en el interior de los vehículos que transportan la carga. Tener el espacio organizado es esencial para que las operaciones se desarrollen eficazmente.

Un almacén desorganizado es un perjuicio para la seguridad de los trabajadores porque podrían tropezar con la carga al caminar por los pasillos. Sin embargo, los trabajadores de los almacenes rara vez tienen que preocuparse por ese tipo de problemas cuando la carga se transporta en palés.

3- Rapidez de los vehículos de entrega

Dado que la mercancía puede transportarse en los palés con tanta rapidez, los vehículos de reparto y los remolques tardan menos en llegar a su destino, porque las paradas para cargar y descargar son más cortas. De hecho, una vez que un vehículo o remolque ha sido descargado, puede ser cargado de nuevo de manera rápida.

La rapidez en la carga y descarga implica que el flujo de mercancías es más rápido y constante. De esta forma, los clientes no tendrán que preocuparse por los retrasos en sus envíos.

4- Menos trabajo físico

Uno de los principales inconvenientes de las mercancías que no se transportan en palets es que requieren de manipulación manual. Por ello, los trabajadores se ven obligados a repetir constantemente movimientos para cargar o descargar las mercancías, con el desgaste físico que ello conlleva.

Asimismo, los empleados tienen que seguir sistemáticamente los procedimientos de carga adecuados para reducir el riesgo de lesiones. A pesar de estos protocolos, pasar muchas horas levantando y apilando cajas puede agotar a los trabajadores.

La ventaja de utilizar palets para cargar las mercancías es que es mucho más fácil para el trabajador moverlas, reduciendo el esfuerzo físico necesario. Esto se debe a que los palés se cargan, se descargan y se transportan por el almacén con maquinaria que hace todo el trabajo pesado. Mover los palés con la ayuda de maquinaria es mucho más fácil que cargar manualmente cajas individuales a mano.

5- Los productos perecederos llegan más rápido a su destino

La rapidez es esencial cuando se trata de transportar productos que tienen fecha de caducidad. Como los palets pueden cargarse y descargarse tan rápidamente, los productos perecederos llegan a su destino a tiempo, antes de su fecha de caducidad.

6- Reducción del riesgo de perder la carga

Lo peor que puede ocurrir cuando se transporta un cargamento es que se pierda alguno de sus artículos. El uso de palets es beneficioso cuando se envían grandes cantidades de mercancías debido a lo bien asegurada que está la carga.

La carga que se transporta en un palé se asegura con múltiples correas, con plástico transparente o con ambos. La mercancía está tan bien asegurada que la probabilidad de que se suelte o se caiga es muy baja.

En cambio, la carga no paletizada corre el riesgo de perderse mientras está en tránsito.

7- Menos riesgo de daños en la carga

Aunque la mercancía siempre se carga con el máximo cuidado, existe el peligro potencial de que se produzcan daños a causa del agua, la suciedad o los residuos que pueda haber en la superficie sobre la que se deposita.

Sin embargo, los palets eliminan este riesgo porque evitan que la carga esté directamente sobre el suelo, lo que reduce las posibilidades de que los productos se dañen.

8- Los palets son reciclables

Los palets llegan inevitablemente a un punto en el que han sufrido demasiados daños como para ser reparados. Pero, afortunadamente, pueden reciclarse una vez que ya no son útiles para el transporte de mercancías, dándoles otro uso y alargando su vida útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba